¿Porqué es importante medir la energía?

“Lo que no se mide, no se puede mejorar.
Lo que no se mejora, se degrada en el tiempo”
Frase del físico y matemático
William Thomson Kelvin.

La medición es el primer paso hacia la eficiencia. Nos permitirá conocer el estado actual de nuestras instalaciones e identificar potenciales de ahorro. Luego, establecer medidas correctivas básicas y/o avanzadas.

Finalmente se debe mantener la medición, para que las mejoras obtenidas no se pierdan en el tiempo.

Lo anterior se resumen en el ciclo de la eficiencia energética.

Una vez realizado este ciclo, se espera obtener disminución del consumo energético y ahorros económicos, y a su vez aportar a la reducción de la huella de carbono.